Mala persona

Huelga taxistas

Mala persona

Por supuesto que los taxistas tienen razón, aunque casi nadie se la dé

Aún no voy a hablar de Venezuela. O a lo mejor sí, porque todo es lo mismo. La huelga de los taxistas refleja como un espejo el mundo hacia el que nos encaminamos.

Supongo que ustedes saben que existe una ley que no se cumple. Que esa ley es incapaz de garantizar los intereses de aquellos a quienes debería proteger.

Que en Madrid, la tasa de VTC es quince veces superior a la legal.

Por supuesto que los taxistas tienen razón, aunque casi nadie se la dé. Aunque Rivera y otros, que se pasan la vida gritando que en una democracia nadie está por encima de la legalidad, hayan condenado su lucha.

Que son un monopolio, dicen. ¿Y las eléctricas, qué son? Que su huelga es un chantaje. ¿Y las amenazas de Uber y Cabify de irse de España acaso son declaraciones razonables y legítimas? Los conductores de VTC dicen que la ley les deja en la ruina.

¿Valen más unas leyes que otras? ¿O no es una ley lo que ha arruinado, por ejemplo, a los mineros leoneses? Y lo peor no es eso. Lo peor son las opiniones de quienes se ganan la vida en puestos precarios y mal pagados pero dicen que los taxistas se fastidien, que Amazon también perjudica a las tiendas.

A mí, esa gente me está convirtiendo en una mala persona. Y me sorprendo deseando que ojalá llegue una liberalización salvaje en todos los sectores, para que aprendan lo que significa la competencia desleal, que otros hagan el mismo trabajo que tú pagando menos impuestos para que el dinero se lo lleven quienes los explotan.

A ver si entonces les seguiría pareciendo tan terrible viajar en metro.

Fuente: cadenaser

No Comments

Post A Comment